Patear con eficacia.

La practicidad por encima del atractivo visual He llegado a la conclusión de que el Wing Chun difiere de la mayoría de los estilos en su énfasis principal en la practicidad.

Todos los movimientos que no son completamente útiles han sido eliminados, y ésta es una de las razones por las que el Wing Chun no tiene un aspecto llamativo. La gente que está acostumbrada a ver o hacer los movimientos espectaculares de otros estilos encuentra que el Wing Chun no parece impresionante. Para ellos parece demasiado simple, los movimientos son demasiado pequeños, demasiado directos y relajados para causar una impresión visual. Los movimientos del Wing Chun no se pueden juzgar viéndolos – la mejor manera es estar en el extremo receptor de estos movimientos engañosamente inocentes, y sentir e imaginar el enorme impacto que los golpes y desvíos del Wing Chun pueden tener.

De entre todo el Kung Fu chino, se dice que el Wing Chun es el menos «bello», pero el más eficaz. Contrariamente a la opinión popular, no todos los estilos de artes marciales están relacionados con la defensa personal. Algunos estilos se diseñan y practican haciendo hincapié en los aspectos artísticos o deportivos, más que en los de lucha. Varios estilos y escuelas orientan su entrenamiento hacia torneos o actuaciones olímpicas, lo que implica un entrenamiento completamente distinto al de la defensa personal. Todos los estilos auténticos que se aprenden con un maestro cualificado ofrecen ventajas. El estudiante de artes marciales debe descubrir lo que busca en un arte marcial analizando claramente los movimientos.

Eficacia del Wing Chun
El Wing Chun tiene muchos aspectos y beneficios diversos, pero éstos no le restan importancia a su énfasis esencial en la eficacia. En general, la mayoría de las peleas comienzan y terminan con contacto de manos, normalmente puñetazos y agarre. Con el entrenamiento adecuado, las patadas pueden ser muy útiles, por ejemplo, cuando te enfrentas a alguien que puede igualarte fácilmente con las manos. El Wing Chun te entrena para utilizar las piernas en combinación con los brazos, lo que añade más posibilidades de golpear y controlar al oponente. El Wing Chun hace hincapié en las patadas bajas porque creemos que son más rápidas, más fáciles de aplicar y menos arriesgadas que las patadas altas. Lo más importante es mantener el equilibrio al dar la patada, de lo contrario el oponente podría agarrarte la pierna o acercarse y empujarte.

El Chi-Gerk

La postura del Wing Chun en un combate
La postura del Wing Chun te enseña a mantener el equilibrio. En el entrenamiento, practica siempre la postura y realiza todas las patadas desde ella. En una situación real, dobla ligeramente las rodillas para bajar el centro de gravedad y facilitar el movimiento de las piernas, aplica siempre la contracción interna para mantener la parte superior e inferior del cuerpo unidas como una unidad, y mantén la espalda recta. Por supuesto, la guardia debe estar alta. Si estás discutiendo con alguien y crees que puede estallar una pelea, mantén siempre las manos arriba, cerca de la parte delantera del cuerpo, para agilizar el movimiento. No lleves las manos a la espalda, en los bolsillos o a los lados, ya que tardas demasiado en ponerte en guardia y golpear.

Patadas de Wing Chun
Las patadas básicas del Wing Chun incluyen la patada baja de talón, la patada de pisotón, la patada baja lateral, la patada rápida, la patada media de empuje y la patada de gancho. En un nivel avanzado, se enseña a los alumnos a desviar y atrapar las piernas, lo que incluye barridos, bloqueo de piernas y ataques como la «patada en cadena», una descarga rápida de tres o más potentes patadas bajas, asestadas en menos de un segundo a objetivos como la rodilla, la ingle y el abdomen. En muchas de las patadas del Wing Chun, se utiliza el talón para golpear, ya que así se consigue el máximo impacto en el oponente, con el mínimo riesgo de lesión en el pie.

La postura del Wing Chun y la defensa contra las patadas
La postura te enseña a dar patadas sin telegrafiar, y esto hace que tus patadas bajas sean aún más difíciles de parar para el oponente. A la mayoría de la gente le resulta difícil parar una patada baja rápida y potente. En el Wing Chun se enseña a utilizar las piernas para proteger la mitad inferior del cuerpo. Como los movimientos de patada del Wing Chun son sencillos, son fáciles de aprender y aplicar. Esto es lo más importante en una situación real. La patada baja es práctica con cualquier tipo de vestimenta e independientemente del entorno físico, porque es compacta y directa. Desde la postura frontal con el peso distribuido uniformemente sobre ambos pies, cualquier pierna puede utilizarse fácilmente para dar patadas.

La eficacia de las patadas de Wing Chun
Las patadas Wing Chun ahorran tiempo y energía, y pueden ser muy potentes. Se pueden utilizar para acortar la distancia entre tú y el oponente. Si alguien se levanta y está fuera de tu alcance de golpeo, puedes utilizar una patada, normalmente seguida de un golpeo y un atrape con las manos. El Wing Chun también te entrena para utilizar las piernas a corta distancia. Como se aprende a dar patadas y puñetazos al mismo tiempo, mientras se utiliza el otro brazo para desviar o atrapar, hay que ser capaz de dar una patada a distancia de puñetazo.

Todas las patadas del Wing Chun son sencillas, directas y prácticas, y por tanto podrían utilizarse en muchas situaciones reales de defensa personal.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *