General

ZHANG SANFENG, EL INMORTAL DE WUDANG

Zhang Sanfeng, o Chang San-Feng (también conocido como Zhang Junbao o Chang Chun Pao), un taoísta legendario en la historia china. Fue conocido como el fundador del TaiChi un arte marcial, muchos creen que él obtuvo el Tao y alcanzó la inmortalidad.

Zhang Sanfeng quería desesperadamente inventar un sistema marcial basado sobre los conocimientos del cuerpo y de la energía (Qi). Inventó su sistema, basado sobre el taoísmo, cuando tenía más o menos 30 años, a inicios del 1300, como una expresión corpórea de esta filosofía.

Zhang Sanfeng y dos amigos suyos acupuntores intentaron descubrir cuales efectos se habrían obtenido estimulando los puntos de presión con la acupuntura de manera no convencional. Ellos ya sabían, porque lo habían probado o por error, que si se molestan demasiado ciertos puntos o si la aguja penetra demasiado profundamente, las personas podían enfermarse por causa del detenimiento del Qi y este desequilibrio podía llevar las personas hasta a la muerte.

Varias fuentes dicen que su vida útil se expandió en la dinastía Song del Sur tardía, la dinastía Yuan y la dinastía Ming, un período de más de 200 años. Como Zhang vivió una vida de ermitaño y solitario, en sus últimos años aparecieron muchas historias de poderes sobrenaturales, era difícil establecer y precisar la fecha de su vida.

La historia imperial de los registros de la dinastía Ming dicen que Zhang simplemente vestía una leve túnica taoísta independientemente si fuera verano o un invierno intenso, y se observó que vivía sin comer a veces durante meses. Podía recitar de memoria cánones clásicos después de leerlos solo una vez, y fue descrito como un ermitaño taoísta despreocupado y jocoso que podía viajar largas distancias a pie (más de 500 kilómetros) en un día.

Zhang Sanfeng fue acreditado como el fundador de la arte marcial Tai Chi que llevó a la fama las artes marciales en el sur de China. La escuela de artes marciales del taoísmo de Wudang compartió el mismo prestigio que la escuela Shaolin de artes marciales del budismo, la más prestigiosa práctica del boxeo fundada supuestamente por Bodhidharma en el norte de China.

Zhang llegó hasta el punto de entender no solo sobre cual órgano o meridiano la forma actuaba, sino hasta la relación que tenía con el estado emotivo producido por cada serie. Y así hoy tenemos su sexta forma que trabaja sobre nuestro «Yo interior» y a veces puede mover o hacer resurgir emociones indeseadas. Actúa particularmente sobre el corazón y cuando viene es seguida correctamente, tiene un efecto sorprendente sobre las emociones y puede ayudar a resolver también problemas sumergidos desde hace años.

Las enseñanzas de Zhang no fueron documentadas por escrito durante su vida, sólo fueron transmitidas verbalmente a sus discípulos. Algunas de sus enseñanzas fueron compiladas por un investigador en un libro taoísta en 1723, pero se perdió mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *